Ella es quién se ve más perjudicada...

Ella es quién se ve más perjudicada...

Viendo hoy la columna de Víctor Hugo Morales en Canchallena, comencé a reflexionar acerca de nuestro torneo doméstico. Si bien es cierto que es uno de los más apasionantes, también es cierto decir que la pasión es algo subjetivo ya que no todos se sienten atraídos por lo mismo.

En un frío análisis de nuestro campeonato, dejando de lado las subjetivas pasiones, llegamos a la conclusión de que aquello que hace tan “apasionante” al mismo no es otra cosa que la irregularidad en la cual se encuentran inmersos los equipos argentinos, como se puede observar en la tabla de clasificaciones.

En base a los números notamos que tan solo 5 unidades separan al primero, San Lorenzo, del décimo, Boca Juniors. Esta pequeña diferencia matemática es el punto principal en el cual se basan, periodistas e hinchas, para justificar la “competividad” y la “emoción” que caracterizan a nuestro fútbol. El verdadero problema radica en que el nivel de los equipos se ha emparejado, aunque hacia abajo. Ya no es común, como en otros años, ver siempre punteros a River y Boca,  todo se ha vuelto equitativo pero a costa de perder nivel de juego.

Otro factor que contribuye a esto es el hecho de que nuestra temporada futbolística se encuentre, a diferencia de las principales ligas del mundo, “dividida” en dos campeonatos: Apertura y Clausura. Si bien puede llegar a justificarse esta idea en base a que así se logra una mayor competividad, esto es algo que no me cierra y me parece, personalmente, más bien un negocio para empresarios que una contribución para aumentar la calidad de de nuestro torneo.

¿Cuánto faltará para ver una mejoría en el juego? Quizás cuando la sociedad comprenda al fútbol como un deporte o, simplemrnte un juego, y no como una cuestión de vida o muerte o un negocio redondo como la tan castigada número 5. Quizás en ese momento acaben las presiones y comencemos a disfrutar de un verdadero espectáculo. Parece una utopía pero… La esperenza es lo último que se pierde, ¿no?

Volviendo al tema nos preguntamos: ¿Es el campeonato más apasionante del mundo? La respuesta es sí, pero por las razones equivocadas.

... y él, el mayor beneficiado. Es momento de una restructuración en nuestro fútbol...

... y él, el mayor beneficiado. Es momento de una reestructuración en nuestro fútbol...

Anuncios